domingo, 16 de octubre de 2011

Aquellos que no recuerdan el pasado, están condenados a repetirlo



La frase es del español Santayana y si bien es cierto, está colocada en la entrada del campo de concentración Alemán de Auschwitz, sirve para hacernos reflexionar sobre todos los aspectos de nuestra vida y experiencias.


Hoy se cumple el primer aniversario del ani-tu-rras 2010... Si, ese que no se llevó a cabo, pero que se llevó el dinero de no se cuanta gente.

Personas que confiaron en alguien y que sin darse cuenta recibieron a cambio una puñalada trapera.

A pesar de que hubo muchos lugares que advertían sobre el dar dinero por anticipado para dicho evento, hubo una cantidad 'x' de personas que por ahorrarse algo de lana, salieron trasquilados.

Y es precisamente por eso que creo que debemos recordar la estafa en este, su primer cumpleaños, precisamente para que no vuelva a suceder. Para que quede grabado en piedra que hay cierta gente en la que no se puede confiar y que si vivimos lo suficiente probablemente nos encontremos a un par más de estos indeseables en nuestro camino.

La ventaja es que la lección aprendida -siempre y cuando no se olvide- se nos queda en la mente y se convierte en esa alarma que se enciende y nos recuerda que: Si es demasiado bueno para ser realidad, probablemente lo es.




¡FELIZ PRIMER ANIVERSARIO!

4 comentarios:

Denshou dijo...

Conmemoración a la mayor estafa en cuanto a eventos en Panamá.

Y por qué no decirlo...Miriam "Konu" Hernández estafó a cientos de personas. Así mismo , el ani-tu-rras, eso fue lo que le valió a esta joven la confianza del público.

Que no se repita esto..tengamos un poco mas de autoestima

Evader dijo...

sinceramente, así lo entiendo. yo tuve mejor suerte, porque el día que supuestamente se iba a realizar el evento (lo cual nunca llegó), cuando fui a reclamar en la tienda donde compré mi boleto de preventa, me devolvieron el dinero.
la verdad es que de nada vale confiar sus cosas en otras personas, porque uno nunca sabe si un día lo llegan a estafar; pero al final, lo mejor fue ignorar a la gente que estuvo involucrada en esta GRAN ESTAFA y dejar que el tiempo cure las heridas. ojalá que a nadie nunca se le ocurra ver ni de lejos a esas personas, porque tarde o temprano les puede caer TODO EL PESO DE LA LEY.

Anónimo dijo...

Bueno, aqui a Costa Rica llegó con falsas promesas de mega alianzas con otros paises, claro apoyada por una agrupación nacional(que tiene cola para que le pisen)Y pues ahora después de pedir dineros prestados a todo el mundo encontró un nuevo amigo en otro organizador de eventos más nuevo en el ambiente; supongo que habrá que esperar a ver con que nos salen.
Lo que si me intriga y que mucha gente de allá me jura es que allá en Panamá la buscan por estafa y que tiene orden de captura, es verdad?

Anónimo dijo...

espero que esta estafa sea recordada por todos los años y que no se vuelva a repetir.