martes, 16 de diciembre de 2014

Entrevista a Satoshi Kon en IMAGOFAGIA



        Esto es lo que se quedaba en el tintero, y para sorpresa hoy a sido publicado.

        En el año 2006 realizamos una entrevista por correo electrónico a Satoshi Kon, intentábamos conocer un poco más sobre la forma de pensar del autor, no pasaba por nuestras mentes que escasos tres años más tarde estaríamos lamentando su desaparición física.

        Ahora, siete años después, la revista académica electrónica Imagofagia la publica, haciéndola llegar a miles de personas alrededor del mundo.


        Así como en su momento nos sirvió para la Tesis Doctoral, esperamos que muchas personas que han visto y admirado el escaso corpus de Kon, puedan hacer buen uso de ella.

        Para acceder a la entrevista pueden hacer click en este link, de ahí hacen click en "Entrevistas" a mano derecha y la tendrán en el segundo eslabón.

        No puedo terminar sin agradecer al equipo editorial de Imagofagia por el honor de haberla escogido para formar parte del número 10 de la revista.





lunes, 15 de diciembre de 2014

¡Felices Fiestas!

        Como estamos en modo ahorrativo, el arbolito de este año es chiquitito.  ¡Felices fiestas a todos!.
        De todas formas les dejo unos close-ups de las figuritas que lo adornan.













Se acabó lo que se daba.


        Como dije en “De vuelta a lo básico” estuve tratando de encontrar un lugar donde publicar sin mucho éxito. Ahora, siete meses después, parece que lo he conseguido.

        Gracias a un antiguo conocido y una revista en la que publiqué un par de artículos en España (ya no recuerdo la fecha), me han ofrecido la posibilidad de hacerlo nuevamente, ahora de forma electrónica.

        Me siento feliz, porque lo que quería era poder llegar a más personas y con mi blog la verdad es que no llegaba a mucha gente. Pero siempre estaré agradecido a mis lectores (los 11 gatos) y sus comentarios.

        Evidentemente el escribir para ‘afuera’ es un reto mayor, no puedo regionalizarme y los artículos deben ser más específicos sobre el ánime, manga, o sus creadores.

        Al principio había pensado escribir sobre Kenzo Masaoka, pero luego he visto que la colega Laura Montero Plata me ha tomado la delantera, así que lo dejo. Por lo pronto estoy trabajando en el primer artículo que si todo sale bien deberá aparecer en enero del próximo año.

        En lo posible trataré de mantener el ritmo que he llevado en este blog, un artículo por mes. Además, preguntaré si es posible subir aquí los artículos dos semanas después que a la revista.

        Queda una sorpresa en el tintero, que debía haber salido en octubre, pero sigo a la espera. Ya se las comunicaré tan pronto esté lista, pero como no depende de mi, no se cuándo será.

        Por lo pronto quiero desearles unas felices fiestas a todos, con un video de los amigos Mario y Fafa.

¡Felices fiestas!


sábado, 15 de noviembre de 2014

Exposiciones, Eventos y demás.


        Desde hace mucho tiempo compartimos la hipótesis de que, el principal problema de nuestro país es, el mínimo mercado para muchas cosas. Sumado a esto la falta de protección a la mediana, pequeña y micro empresa, el pensar en emprender un negocio no es tarea fácil.

        Yendo al campo que nos interesa, el ánime, manga y mercancías; nuestro mercado se reduce exponencialmente. Esta reducción hace que los costos de dichos rubros, a los que podríamos calificar de "diversión" aumenten.

        Si comparamos los eventos de hace una década, con los eventos actuales, los precios han subido exponencialmente, en la memoria de muchos quedan los eventos a dos, tres o cinco dólares. Ahora es común escuchar de eventos en diez o quince dólares e incluso, algunos con "Entradas VIP" que se disparan a treinta o cuarenta dólares.

        Pero, una de cal y una de arena, los cosplayers de hace diez años —aunque muchos siguen siendo los mismos— jamas hubiesen soñado con las sumas que ganan en los concursos en este momento; y los participantes jamas habrían soñado con ver a los invitados especiales internacionales de los que algunos eventos hacen gala.

        Sin embargo, algo que se ha mantenido 90% inmutable es el tipo de presentaciones, podemos recitarlas de memoria: Una pasarela; uno o varios concursos de cosplay, karaoke, dibujo; presentación de artes marciales, venta de mercancías (comida, artículos de vestir y chucherías diversas).

        Los profetas apocalípticos dirán que "siempre es lo mismo", que la fórmula es repetida una y otra vez ad eternum, por las diferentes agrupaciones que se dejan sudor y sangre en la creación de un evento. Pero, después de hacer una investigación, nos damos cuenta que la culpa no recae en su totalidad en los organizadores.

        A diferencia de otros países donde hay recintos feriales en las comunidades, cuyo precio es accesible o en ocasiones gratuito —dependiendo del evento que se haga—, en Panamá no contamos con este tipo de locaciones. La mayoría de los que ofrecen las comodidades mínimas, tienen un precio alto, al que debe sumarse el resto de los gastos. Además, son básicamente grandes espacios vacíos, carentes de divisiones, convirtiendo cualquier evento en un mercado persadonde una única tarima debe albergar por tiempos precisos cada una de las presentaciones que se realizarán.

        Se convierte el evento en una suerte de teatro de a pie, en el que los asistentes deben esperar, la mayoría de las veces, sin saber si lo que desean ver se presentará a tiempo o no. Mientras que para los asistentes esto puede no presentar problema, para los jurados de concursos si. Para muestra un botón, hace varios años nos retiramos de un evento local, en el que fungiríamos como jurado del concurso de cosplay. Había pasado una hora y media de cuando supuestamente iniciaría el concurso y se estaba sobre media hora después de la hora del supuesto cierre. Cuando el concurso inició ya habíamos sido  —mal informados— que no se haría debido al retraso.

        Son estos galpones los que no permiten una mayor cantidad de presentaciones, no se puede apretar en ocho horas quince presentaciones diferentes. Imaginen ustedes un lugar modular, que permitiese cerrar cubículos de dieciséis, veinte o treinta y dos metros cuadrados. Un evento en el que se traslaparan las presentaciones: en el salón A presentación de origami, en el B concierto de koto, en el C charla de manga. Y en el resto del área las tiendas, restaurantes, presentaciones en tarima y los asistentes.

        Se que los detractores de todo dirán que entonces podrían perderse de algún evento porque se traslapa con otro, pero como todo en la vida, hay momentos en que tenemos que decidir entre dos cosas que nos gustan, nos interesan o nos hacen felices. Imaginen que algún día tengan la oportunidad de ir al Japan Expo en Paris, ¿Qué eventos escogerían?


        En lo personal hemos dejado de ir a eventos; poco a poco las personas a las que conocemos han hecho lo mismo y lo que antes era un lugar de encuentro, se ha convertido en un lugar donde pasar un rato —pequeño en nuestro caso—, donde prácticamente el cien por ciento son desconocidos. No nos interesan los actores de doblaje, por lo que la relación precio/tiempo juega en nuestra contra, no nos animamos a pagar treinta dólares por un artista que no captura nuestro interés, sabemos que a muchas personas si, de lo contrario, todavía tendríamos eventos de dos, tres o cinco dólares.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Septiembre 3, 2112.

        No señores, no nos hemos equivocado en la fecha que ven en el título. Esta es una muy importante, o lo será. Es el nacimiento de Doraemon, el gato cósmico. Por una casualidad, la primera transmisión del anime en Panamá fue en septiembre de 1982, treinta y dos años atrás y ciento treinta antes de su nacimiento en el futuro lejano.

        Lo vimos por primera vez a los catorce años y causo muy buena impresión, nos moríamos de la risa de las atorrancias de Nobita, los problemas en que se metía y las penurias que pasaba Doraemon para ayudarle. Disfrutamos mucho el primer pase por RPC TV, Canal 4 en aquellos tiempos–, y debido a que dicto clases en las tardes, no pude ver la repetición que dieron en Telemetro Canal 13 en el 2000.

        Eran otros tiempos, no había internet y eso de pensar en encontrar un ‘dibujito chino’ o productos relativos, era más que una utopía. Sin embargo, a pesar de que su paso por nuestra televisión fue fugaz, nunca olvidamos lo mucho que nos divertía dicha cómica –Si, otrora TODAS eran cómicas, independientemente del país–.

        No fue hasta dieciséis años después, en 1998, que le volvímos a ver por escasos dos meses. Entre enero y febrero en Palma de Mallorca, esos fueron los únicos meses que tuvimos tiempo mientras cursábamos el Master en animación.

        A pesar de la existencia de mercancías de Doraemon, no podíamos permitirnos gastar dinero en ellas, con un préstamo de estudiante. Sin embargo, los compañeros del master, nos regalaron para el cumpleaños un peluche que aun conservo, no solo por ser de ‘Cósmico’ sino por el valor añadido de recordarlos a ellos.


        El año siguiente partimos a trabajar a Singapur con un contrato temporal, ahí la cosa cambió y comenzamos a aprender algo más acerca del venerable gato. Con un buen sueldo y cercanía a Japón, adquirimos nuestro primer manga de Doraemon… en Chino. Y, gracias a la persona que me atendió, supe que en el gigante asiático le conocían como Ding-Dong; también encontré un juego de diez figuras de dos a tres centímetros de alto, ambos los conservo.


        Supongo que la emoción del fanático, combinada con una personalidad de coleccionista fue la que nos ha llevado desde ese momento a adquirir objetos variados de Doraemon, llegando inclusive a recibir regalos del personaje por parte de amigos y familiares.

















(De izquierda a derecha, nueve primeras imágenes de mi entorno de trabajo, tres siguientes de la parte superior de la refrigeradora y dos últimas del frente de la refri.)

        Durante todo este tiempo también hemos visto crecer su fama a nivel mundial. Fue nombrado Embajador ánime en el 2008 y Embajador especial para la apuesta de los juegos olímpicos del 2020, que Japón ganó.


        Tanto los mangas creados por Fujiko F. Fujio, como las animaciones han sido traducidas a una cantidad ingente de idiomas y este año se estrenó la primera película en 3D de sus aventuras. 

        Este año también se ha realizado en Malasia el Doraemon 100 Secret Gadget Expo que ha pasado por Hong Kong.

        Sin embargo no todo ha sido para bien, el mes pasado en China un escritor le acusó de “…minar la cultura China” y tener un “…siniestro significado oculto”; claro, el éxito del personaje lo hace presa fácil para cualquier tipo de ataque y cosas peores.

        Nos referimos específicamente a su paso por la televisión gringa. Es ahora, en el 2014 cuando Doraemon llega por vez primera a transmitirse por sus pantallas.

        Y a pesar que esto suena a buena noticia, el maquillaje aplicado –por no decir cirugía profunda– que le han dado, es patético. Haciendo alarde de:

        1. Bastedad
        2. Ridicules
        3. Idiocia
        4. Tontería.

        Escoja la que mejor le parezca, lo han agringado, para que sus conciudadanos no se confundan al ver a los personajes comer Doriyakis, sopa de miso, utilizar palitos o yens a la hora de pagar algo.

        Debemos admitir que somos puristas del audiovisual, por lo que cualquier transgresión hacia el original nos enerva. Las creaciones deben ser vistas tal cual su autor las concibió, incluido el idioma en que se realizaron. ¿No te gusta leer subtítulos o eres lento haciendolo? pues a practicar.

        No es lo mismo escuchar la voz del actor que la de un traductor, algo se pierde en el camino. Ahora, si encima hacemos retoques a la imagen, esto va más allá. Arreglar algo para que sea ‘ameno’ con nuestra cultura o creencias termina por convertir ese algo en otra cosa, pervierte la idea del autor cambiando su significado. Y esto, lo han venido haciendo los gringos con el ánime, desde hace mucho tiempo.

lunes, 29 de septiembre de 2014

¿De dónde vienen las ideas?

  Cuando iniciamos el periplo de publicar mensualmente sobre tópicos de anime y manga lo primero que pensamos fue: “¿De dónde sacaremos las ideas?” Increíblemente, al principio fue bastante rápido, el primer mes ya tenía tópicos para cuatro meses y como eran intemporales, no importaba qué estuviese sucediendo en la industria.

  Sin embargo, para al momento de publicar el tercer artículo, las ideas de los siguientes nos eludían; fue por una casualidad al leer el comentario de un amigo, Jacobo de Pedro Fernandez, que nos vino la idea para otro artículo.

  Y hago especial referencia a esto, para dejar por escrito lo maravilloso que es nuestro cerebro. Leído el comentario, imaginado el artículo y con la velocidad de comunicación neuronal, nos llegó el recuerdo de un programa que otrora disfrutamos.




  Ray Bradbury, ese genio de la Ciencia-Ficción inicia diciendo: “La gente me pregunta de dónde saco mis ideas, pues de aquí mismo. En algún lugar de esta habitación hay una sabana africana. Posiblemente detrás de ella está el pueblito de Illinois donde crecí. Y estoy rodeado de mis juguetes mágicos. Aquí está todo lo que necesito. Solo miro a mi alrededor, encuentro lo que busco y comienzo…”

  Guardando las proporciones, ese habitáculo que Bradbury mencionaba lo hemos extrapolado a nivel mundial, ahora las ideas nos llegan de los objetos que están a nuestro alrededor y también de lo no podemos palpar, nuestras fronteras se han expandido y no tenemos excusa para no hacer cosas.

  Una corta frase de Jacobo “Mazochungo” sirvió de inspiración para el artículo de Octubre, y ahora mientras pensaba sobre lo que deseo escribir me vienen nuevas ideas a la cabeza. 

  Los artículos que he escrito hasta ahora brindan primeramente una opinión informada sobre un tema que atañe a la industria del anime y manga o directamente a estos, con la esperanza de que sirvan para crear conciencia, conversar e intercambiar ideas, ya sea entre los lectores, su círculo de amigos o mi persona.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Satoshi Kon, superando los límites de la realidad.

Por: Rolando José Rodríguez De León, Ph.D.



        No hay muchos libros escritos sobre Satoshi Kon, tal vez porque su vida terminó muy pronto, dejando pocas obras en su quehacer profesional.

        De buenas a primeras podemos recordar, "Satoshi Kon: The illusionist" (2009) de Andrew Osmond, o "Satoshi Kon. Il cinema attraverso lo specchio" (2009) de Andrea Fontana, Davide Tarò y Enrico Azzano.

        Con tan escasa bibliografía sobre el autor y su producción, no es de extrañar que Dolmen Editorial apostase por hacer en nuestro idioma, un libro compendio sobre él. 

        Desgraciadamente, "Satoshi Kon: Superando los límites de la realidad", no tuvo una buena acogida, lo que se traduce en pocas ventas. Dicho libro salió al mercado Español en 2012, sin embargo, nosotros no lo recibimos hasta enero de 2014 e incluso, en esa fecha, ya estaba en la cola de varios libros a leer.

        Este nos presenta la vida profesional de Satoshi Kon, debo empezar por decir que reseñarlo nos ha representado un problema y explico el por qué. Iniciamos el estudio de la obra de Satoshi Kon en el año 2006, si bien nos dedicamos exclusivamente a sus producciones audiovisuales, tuvimos que profundizar en su psique para lograr un entendimiento profundo de lo que trató de presentar en estas y no solo ver la parte formal o técnica.

        Dicho estudio hace que conozcamos muchos de los recovecos y subterfugios utilizados, además de los expuestos por otros autores sobre el director. Sin embargo, el libro debe ser reseñado como si fuésemos legos en cuanto a su producción.

        Terminamos de leerlo hace menos de diez días y ha sido la reseña – De todas las que pueden encontrar en el blog– que más trabajo nos ha costado, pero, a ello.

        El libro es un compendio de investigación y análisis desarrollado por varios escritores, por lo que el estilo varía un poco de capítulo en capítulo. Estos son:

        1. Prólogo: Inmaculada Gordillo y Virginia Guarinas.

        2. Introducción: Aproximación al estudio académico de la animación japonesa.
Francisco Javier López Rodríguez.

3. Capítulo 1: Satoshi Kon trayectoria personal y profesional.
Irene Raya Bravo.

4. Capítulo 2: Creando un universo propio, influencias y mentores.
Ana María Caro Oca.

        5. Capítulo 3: Satoshi Kon como creador de cómics.
Ana María Caro Oca y Francisco Javier López Rodríguez.

        6. Capítulo 4: Perfect Blue, la quiebra de la identidad como síntoma de la sociedad
    posmoderna.
Francisco Javier López Rodríguez y Juan A. García Pacheco.

        7. Capítulo 5: Millennium Actress, viaje a traves del cine.
Sergio Cabo-Durán.

        8. Capítulo 6: Tokyo Godfathers, un agridulce cuento navideño.
Irene Raya Bravo.

        9. Capítulo 7: Paranoia Agent, una crítica al consumismo y otras patologías del
    siglo XXI.
Javier Lozano Delmar y Victor Hernández-Santaolalla.

        10. Capítulo 8: Paprika y los laberintos metaficcionales del subconsciente.
Alberto Hermida.

        11. Epílogo: La máquina de soñar, la película que no pudo ser.
Francisco Javier López Rodríguez.

        Con más de doscientas páginas es un referente en nuestro idioma, con buenas ilustraciones tanto de los cómics como las películas del autor, se echa un poco de menos el color. Las imágenes que lo ilustran son en blanco y negro, esto es evidentemente una cuestión de costos y derecho de autor. Probablemente un tiraje a cuatro colores hubiese hecho de este libro un tesoro, tanto por calidad como por precio.

        Se puede apreciar el conocimiento de los autores y su amor por la obra de Kon, es de lectura rápida (para los amantes de esta virtud en decadencia) pero a ocasiones peca de académico, lo que puede hacer que en parte se sienta lento.

        Los autores han optado por incluir antes de cada análisis el argumento de las películas, es nuestra opinión personal que esta parte podía haberse obviado y tal vez con el ahorro en páginas se hubiese incluido color a algunas de las más importantes o llamativas ilustraciones. Con 14 años a cuestas, su opera prima si bien descatalogada, nos fue fácil constatar que esta se encuentra en portales como youtube, lo que hace que su visionado sea posible en versión original o doblada. Facilitando evidentemente el conocimiento de la obra por personas que no hayan podido verlas cuando salieron al mercado.

        Es un libro que no dudamos en recomendar a los amantes del trabajo de Satoshi Kon, es informativo y profundiza en su faceta de autor de cómic, olvidada hasta poco y que gracias a Planeta DeAgostini ha salido nuevamente a la luz.

        Eso si, es obligación ver las películas antes de leer el libro. Esta es la forma de ver y luego comprender los laberintos, formas de pensar y sentir de Satoshi Kon.

        En España el libro está disponible en El corte inglés o la Fnac, para los fanáticos internacionales Amazon también lo tiene disponible.

        Tristemente, el libro nos recuerda que la última película de Kon, "Dreaming machine" quedó inconclusa. Ya nos encantaría participar y cooperar con un proyecto kickstarter que permitiese terminarla para disfrutar una vez más de la genialidad de dicho autor.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Me es grato anunciarles....


        Hace tiempo que esperaba esta noticia, tanto que ya perdí la cuenta de los años. pero finalmente el día llegará.
        Ayer recibí el un correo de Giannalberto Bendazzi, en el cuenta varias cosas, pero la parte importante se las resumo:

"Queridos amigos,
Animation- A World History, el libro para el cual contribuisteis, será publicado por  Focal Press en Mayo de 2015...

Será un ladrillo de 1500 páginas en tres volúmenes de portada dura...

Estoy seguro que estarán tan felices como yo, ya que hemos llegado al final de esta aventura que ha durado ocho años y que en ocasiones fue extremadamente difícil...

Aprovecho la oportunidad para agradecerles una vez más por cada una de sus contribuciones, pasión y la generosidad que me han demostrado. Esto nunca lo olvidaré"


        Para los que siguen este blog, recordarán que algunas veces mencionamos este libro. Ahora, finalmente y con una sonrisa en el rostro siento que hemos salido de la tormenta. Pronto podremos sentarnos por un buen tiempo a leer este tocho y disfrutar de la historia mundial de la animación.

¡Gracias Giannalberto!

viernes, 15 de agosto de 2014

Satoshi Kon, el mangaka.

Por: Rolando José Rodríguez De León, Ph.D.


        Cuando se piensa en Satoshi Kon, la gran mayoría de los aficionados al anime rememoran sus películas, serie de televisión o su último corto, pero muy pocos conocen su faceta de mangaka o —en buen castellano dibujante de cómic.

        Tal vez sea porque brilló con tanto esplendor en el mundo del anime a nivel nacional e internacional, que opacó sus trabajos previos, no lo sabemos.

        Es lógico que los hispanohablantes conozcamos poco sobre sus mangas. Hasta hace menos de dos año atrás, "Regreso al mar" (Kaikisen, 1990) publicado por Planeta DeAgostini Cómics en España, —hace ya más diez años— había sido una de las pocas impresiones en castellano de sus obras.

        Esto cambió hace poco, después de su muerte tanto en Japón como en el extranjero se han hecho reimpresiones de los mangas que otrora publicase y por supuesto, España no se ha quedado atrás.

        Ya salió en el 2013 una nueva tirada, de Regreso al mar con portada dura (cartoné como le dicen por esos lares), también de la mano de Planeta DeAgostini. Es la revisión del mismo publicado en 1999, como tomo en Japón.

Regreso al mar, de la biblioteca del autor.



        Adicionalmente imprimieron "Historias cortas de Satoshi Kon" un compendio de quince cuentos, también con portada dura y que ilustra el camino previo a convertirse en animador.

Historias cortas de Satoshi Kon, de la biblioteca del autor.

        Por si fuese poco, Dolmen Editorial sacó el libro "Satoshi Kon: Superando los límites de la realidad" un compendio de ensayos cuyo corpus abarca las creaciones para el cine y para la publicación impresa de tan admirado animador y mangaka.

        Satoshi Kon nos dejó muy pronto, su cáncer lo arrancó de este mundo en menos de cuatro meses y esa pérdida en la industria del anime se hace sentir. Desde su desaparición física no se han vuelto a crear desde nuestro punto de vista animaciones con una fábula profunda, trazo sobrio e historias maduras que hagan pensar al público y recapacite sobre su mensaje.

        Es el trazo del mangaka que vemos reflejado en sus animaciones, limpio, perfeccionado con el tiempo y maduro. Sus storyboards son prácticamente un manga con lineas señalando los movimientos de cámara, esos que se falsean en las animaciones.

        El nivel de detalle con el que trabajó sus historias queda plasmado y se hace evidente. Dichos trabajos son un poco más difíciles de apreciar, usualmente acompañan versiones para coleccionista de sus animaciones —con precios elevados— o por venta directa de la tienda en línea que, muy de vez en cuando, pone rarezas del autor en venta.
Hojas variadas del storyboard de Perfect Blue, de la biblioteca del autor.

        Por una parte es emocionante que dichos tomos estén a la disposición del público que admiró sus animaciones y que sirvan para tener una mejor idea de su trayectoria. Por otra es triste que muchas de estas cosas sucedan después de muerto el autor, tratando de sacar provecho de su fallecimiento y que esto despierta para bien o para mal el interés del público por sus creaciones.

        En lo personal es algo un poco duro, se está feliz de poder tener sus mangas en nuestro idioma, pero a la vez, saber que no será posible ver nuevas historia hechas por él es algo que nos entristece.  

        Hace unos pocos meses, salió a la venta en el mercado español su colaboración con Mamoru Oshii "Seraphin: 266,613,336 alas" (Seraphim: 2-Oku 6661-Man 3336 no tsubasa, 1995) guión de Oshii dibujos de Kon ¿O era al revés?…

Seraphim 266613336 Wings; versión japonesa, de la biblioteca del autor.

        Para los que no conozcan la trágica historia que envuelve a Seraphin: 266,613,336 alas la cosa va así. Al inicio Oshii hizo el guión y para los que han visto sus películas, sabrán que esto significa grandes cuadros, paisajes eternos (en duración) y personajes en conflictos con ese entorno. Kon por otro lado era de tomas cerradas, conflictos internos y desarrollo de la acción a base del crecimiento del personaje; agua y aceite.

        La serialización nunca se terminó por problemas entre los directores, pero si llegan a ver el tomo, se darán cuenta perfectamente de dónde inicia el guión de Oshii y dónde el de Kon.

        Seraphin: 266,613,336 alas salió por vez primera en España en 1994 editado por ustedes ya saben quién, y ahora en mayo de 2014 Planeta DeAgostini nos trae la reedición.

        Ya contábamos con una copia del mismo en japonés, enviada por un amigo Nipón junto con el conmemorativo. Sin embargo, no puedo esperar a tener el ejemplar en castellano que se encuentra al otro lado del charco, gracias a mi buen amigo Ángel Luis. Esperamos tenerlo pronto, ya sea que alguien se de la vuelta por allá y nos haga el favor de traerlo o conseguir más libros para enviarlos por correo.

Kon's Memorial, de la biblioteca del autor.

        Nos queda la esperanza de que títulos faltantes, como "Opus" (1995) y "World Apartmenth Horror" (Warudo apatometo hora, 1991)  sean también retomados por editoriales, impresos en nuestro idioma para el disfrute de la comunidad hispanohablante a ambos lados del Atlántico.

lunes, 4 de agosto de 2014

Remembranzas de Studio Ghibli



        La vicerrectoría de Extensión ha hecho entrega de los afiches del ciclo: "Remembranzas de Studio Ghibli", a partir de mañana estaremos distribuyéndolos en la Universidad de Panamá y el Domo.

        Hemos hablado con seguridad, para ir al Cine Universitario las personas que no laboran o estudian en la universidad deben hacer lo siguiente:

        Si vas en vehículo propio:  En las entradas vehiculares hay un lugar donde se lee 'visitantes', la máquina te dará un tiquete que deberás dejar dentro del auto en un lugar visible.

        Si vas a entrar caminando: Presentar una identificación y decir que vas al Cine Universitario para que el seguridad te deje pasar.

        Les recordamos que este es un evento gratuito abierto al público general y que el aforo del Cine Universitario es de aproximadamente ochenta personas, por lo que debes llegar temprano.

        ¡Los esperamos!

miércoles, 30 de julio de 2014

Escuadrón Entrenamiento del Japón.


        Nuevamente arribaron a nuestro país los escuadrones de entrenamiento del Japón, estos barcos escuela que cuentan con aproximadamente 730 personas abordo entre hombres y mujeres— atracaron el día 28 de Julio y zarparon el 30.

        A pesar de que la estadía es corta, vale la pena mencionar que los miembros de la tripulación salieron de su país el 22 de mayo y regresarán el 28 de octubre. En este periplo se entrenan los marinos de la Fuerza marítima de autodefensa del Japón, su recorrido cubre prácticamente todo el Océano Pacífico y una pequeña parte del Mar Caribe.

        Como es costumbre, el día 29 el Contralmirante, Hideki Yuasa, comandante del escuadrón conformado por el Kashima (TV-3508), el Setoyuki (TV-3518) y la escolta Asagiri (DD-151), ofreció a miembros del cuerpo diplomático, amigos de la Embajada del Japón en Panamá y miembros del actual gobierno una cena para estrechar las relaciones de Amistad que iniciaron nuestros países hace 110 años.

        Mientras estuvimos presentes se dio la oportunidad de conversar con los cadetes y el cuerpo de oficiales de los navíos, lo que resultó en amenas e interesantes anécdotas sobre anteriores visitas a Panamá.

        A los eventos formales de la Embajada suelo llevar un pin de Doraemon. Esta vez causó una buena impresión en los marinos con los que pudimos conversar. Al final de la velada y como es costumbre, a los invitados se les ofrece un vaso de sake para llevar a casa, mientras nos despedíamos del Contraalmirante Yuasa, este hizo señas al encargado del Sake para asegurarse que nos diera el que tenía el manga en la tapa en vez del logo de las JMSDF.
Pin a la izquierda y tapa de Sake a la derecha.

        El día siguiente la nave escolta Asagiri estuvo abierta al público en el puerto de Rodman de 9:00 a 11:00 am, el recorrido es corto, pero se aprecia que tengan la deferencia de permitir que el público pueda visitarla.


        Iniciando el tour, nos ofrecieron un pequeño panfleto con la información y cuya foto inicia esta reseña, además de un pin para cada uno de los visitantes. Algo que nos tomó por sorpresa es que como iba con mi sobrina, le dieron un juego de calcomanías del barco, hechas y pensadas para niños, con dibujos de la flota y chibis, algo que no se me hubiese ocurrido que tendrían.



        En la tarde de ese mismo día, la banda de música de los barcos se presentó en Albrook Mall, por desgracia, por compromisos previamente adquiridos me fue imposible ir a verles. Sin embargo, después de escucharles el día de la cena no me queda duda que son excelentes.

        A finales de la semana estaré subiendo algunas de las pocas fotos que tomé en el barco, tan pronto las tenga en mi sitio les dejaré saber.

---ACTUALIZACIÓN 01/08/2014---

        La Embajada del Japón en Panamá ofreció esta semana DVD con música interpretada por la Banda de Música de la JMSDF, pasamos por uno de estos y la verdad es que la banda es muy buena y la música perfecta para trabajar.